Friday, July 27, 2012

luxurious morals

En 1988, el reconocido periodista Bill Moyers le hizo una memorable entrevista a uno de mis héroes, Isaac Asimov. Entre múltiples y auténticas joyas que salieron de esa entrevista, Asimov menciona la "Metáfora del Baño" que dice algo así como lo siguiente:

Si dos personas viven en un apartamento y en él hay dos baños, entonces existirá la libertad del baño. Puedes ir al baño cuando quieras y quedarte ahí todo el tiempo que te plazca para lo que sea que lo necesites. Y todo mundo cree en la libertad del baño; debería estar incluso en la constitución.

Pero si hay veinte personas viviendo en ese mismo apartamento y siguen habiendo dos baños, no importa con cuanta convicción crea la gente en la libertad del baño, tal cosa no puede existir. Habrá que definir tiempos para cada persona, habrá que tocar antes de entrar y preguntar: "¿Ya terminaste?" entre otras cosas.

Del mismo modo, la democracia no puede sobrevivir a la sobrepoblación. La dignidad humana no la puede sobrevivir. La conveniencia y la decencia tampoco la puede sobrevivir. Conforme incrementes más y más la cantidad de gente en el mundo, el valor de la vida no solamente se disminuye, sino que desaparece. Que más da si alguien se muere. Entre más gente haya, el individuo menos importa.
Extracto de "A World of Ideas"

Asimov, no solamente habla aquí de sobrepoblación sino de la falta de recursos necesarios para que los individuos tengan una vida adecuada. También podemos entender que los valores de los que tanto se hablan no dependen exclusivamente de las voluntades de los individuos y de "echarle ganas" ni de "tener el valor" sino de las carencias que verdaderamente causan la escases de esos valores.

Tenemos que entender que no podemos ir por la vida acusando a la gente y culpando a quien se puede y se deja por los males del mundo sin primero entender que es la pobreza, la falta de educación y de bienestar lo que realmente causa la "maldad" del mundo.

La política no va a arreglar los problemas, al contrario, cuando algo no está politizado es el síntoma de que algo está bien, de que no hay necesidad de regularlo ni limitarlo, de que está bien como está. Para poder remover la política de un lugar, debemos quitar el valor de ese recurso de un modo que no se necesite regularlo. Al haber una abundancia de demanda por una escases de lo demandado, se crea un terreno fértil para una variedad de problemas y se abre la puerta para la política y con ello la corrupción y la inequidad. Una cosa lleva a la otra naturalmente. Y también recordemos que los sistemas monetarios son política también.

Además, la política no arregla los problemas, puesto que no es su naturaleza. Lo que hace la política es controlar a la gente vía la regulación de los recursos y la utilización de la fuerza. La verdadera solución sólo puede venir vía una propia oferta a la demanda de un recurso. Por ejemplo, si el petróleo fuera tan abundante que todos los países y corporaciones tuviera acceso a las cantidades que les placiera o que el petróleo fuera algo sin valor alguno para la sociedad, pues evidentemente nadie se pelearía por él.

Históricamente, el único mecanismo humano que ha resuelto los problemas que tenemos de fondo, es la ciencia y la tecnología. Mediante estas herramientas, vamos comprendemos primero el funcionamiento del universo que habitamos y después a manipularlo a nuestra conveniencia. Sin embargo, en las sociedades actuales tanto la ciencia como la tecnología tiene una apreciación muy pobre creando con ella una irónica yuxtaposición junto con la profunda dependencia de ellas en todas las sociedades modernas.

Puede comprenderse hasta cierto punto el por qué de esta visión. En el mundo impera el pensamiento místico y la pereza mental que le sigue. Mediante dispositivos como la religión, se explotan las debilidades y temores primitivos y se perpetuan sus usos y costumbres. Con el afán de no generalizar, no todo es "malo" en las religiones, pero en el núcleo del pensamiento religioso se encuentra la fé y esta por definición es lo contrario de la ciencia.

La fé es muy valorada en el mundo actual. En la conciencia de las masas, está a años luz en la escala de lo admirable y valioso y todo lo que es bueno de la ciencia y la tecnología. Y si consideramos que es precisamente estas menospreciadas herramientas las que representan el progreso y el bienestar y la fé es todo lo contrario, pues podríamos establecer a la fé como el estancamiento y la conformidad. ¿De qué otra manera podríamos hacerlo cuando la fé nos dice que debemos aceptar sin chistar lo que se nos diga y creerlo sin evidencia alguna?

Las respuestas fáciles y rápidas, el conocimiento rápido, el atractivo emocional y la charlatanería es lo que llena las mentes empequeñecidas de las personas que viven bajo el código del pensamiento religioso.

Aclaro que no hablo solamente ya de las religiones en el sentido institucional. En las redes sociales podemos observar claramente estas muestras de la cultura de las respuestas rápidas y fáciles, de la argumentación vía citas y frasecillas mal interpretadas, de la adoración a las celebridades, del insaciable apetito de "likes" y de una una perversa especie democratización de la verdad.

Todo esto es, a mi parecer, el resultado del pensamiento religioso que empieza en los hogares donde para explicar se utiliza o la muy recurrida represión y silenciamiento o conocimiento basura. Y entonces todo se perpetua en un ciclo vicioso en el que para salir se necesita precisamente lo contrario a lo que lo alimenta.

Y es aquí en donde entra el punto de la falta de moral y ética en la sociedad. Para el seguidor de la culturas del pensamiento religioso, la causa de los males es la falta de valores, la inmorilidad y en realidad todo aquello que algún post de facebook les diga que es el problema y culpable.

Cual viene siendo el verdadero problema y los culpables, no se pueden definir en un tweet de 64 caracteres ni su solución tampoco. Las cosas no son tan sencillas de explicarse ni de comprenderse.

Lo que sí, es que veces las cosas no son como pensamos y hay que estar preparados todo el tiempo para aceptarlo.

1 comment:

Sinuhé Téllez Rivera said...

Acerca de la Ciencia y la tecnologia, con las patentes estamos avanzando tecnologicamente mas lento de lo que se podria :(